Un icono de la arquitectura orgánica de Wright será renovado

Taliesin West fue creada hace 80 años. Fue hogar de Frank Lloyd Wright y hoy los estudiantes de arquitectura viven y trabajan en el lugar durante el invierno.

A 80 años de creada, Taliesin West, la obra arquitectónica de Frank Lloyd Wright que aceptó el desafío del clima en medio del desierto de Arizona, acaba de recibir una subvención que “inyectará” nueva vida a una de las obras más representativas de la arquitectura orgánica.

Pese a que ha sufrido algunos deterioros con el paso y las inclemencias del tiempo, el imponente inmueble, cuyas obras de construcción comenzaron en 1938 en Scottsdale, Arizona, mantiene a la vista el espíritu del reciclaje.

Recientemente, la Fundación que lleva el nombre del arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright recibió una subvención de 176,106 dólares de parte de National Endowment for the Humanities, lo que permitirá ciertas mejoras a la estructura.

“Este dinero nos ayudará a financiar un proyecto de tres partes. La primera abordará los principales desafíos de accesibilidad en el espacio; la segunda parte se encargará de un nuevo plan de ingeniería para la infraestructura de agua y alcantarillado, y la tercera se enfocará en mejorar el pabellón de música, al añadir nuevos equipos de sonido e iluminación”, dijo Fred Prozzillo, vicepresidente de Preservación de la Fundación.Fue casa de Wright, hoy es casa para estudiantes

“Taliesin West es un sitio vivo. Los estudiantes de arquitectura viven y trabajan en el lugar en invierno, mientras que algunos aprendices de Frank Lloyd Wright (1867-1959) todavía viven aquí. Se ofrecen recorridos todos los días; por lo tanto, al tratarse de un sitio vivo, estamos abordando problemas de mantenimiento constantemente, expuso Prozzillo.

El inmueble Taliesin West fue construido por Wright junto a estudiantes y arquitectos jóvenes en 1938, utilizando principalmente materiales encontrados en el desierto, un desafío que dejaron para la posteridad al tratarse de un proyecto experimental en contacto directo con la naturaleza.

El que fuera hogar y estudio de invierno de Wright, recibe 110,000 visitantes por año. Gracias a estas visitas, que se realizan diariamente desde hace casi 40 años, se logran mayores fondos para el mantenimiento.Una extensión del desierto

Al recorrer sus ambientes, el visitante piensa en lo costoso que debe ser mantener una casa con paredes de cristal, espacios inmensos y varios salones, antesalas, estudios, cavas y un sinfín de habitaciones con toques únicos, ideadas por Wright a los pies del monte McDowell, en el condado de Maricopa.

Prozzillo explicó que los espacios abiertos demuestran la gran reverencia de Wright hacia la naturaleza, por lo que Taliesin West se manifiesta como una extensión del desierto.

“Le dijo a sus aprendices que estudiaran la naturaleza, ya que ella nos ha enseñado todo lo que necesitamos saber para construir. Taliesin West parece que ha estado aquí todo el tiempo y siempre estará aquí”, sostuvo el vicepresidente de la Fundación.

También recordó que, al descubrir el sitio en la base de las montañas, en 1937, Wright telegrafió a sus aprendices -se nombraban La Comunidad- para que viajaran a Scottsdale.Una vez que llegaron, comenzaron a construir el inmueble con arena y rocas del desierto a lo largo de los años, hasta 1959.

“Era su laboratorio en el desierto, donde constantemente experimentaba. Hoy honramos su legado compartiéndolo con el mundo y utilizándolo como un laboratorio de pensamiento innovador que mejorará la forma en que construimos y vivimos”, indicó Prozzillo.

“Fue la casa de invierno hasta su muerte en 1959, donde Wright, que no era ajeno a las celebridades, a menudo organizaba veladas formales con políticos, artistas, músicos y arquitectos”.

Personalidades como la actriz Anne Baxter, el actor John Wayne y el poeta Carl Sandburg estuvieron entre los invitados de Wright.

 

 

 

Fuente: www.obrasweb.mx