El gasto en obra pública en México tuvo su peor año desde 2010

La mayor caída en inversión por parte del gobierno federal en siete años tiene un impacto en el crecimiento económico, el bienestar social y la competitividad, refieren expertos.

El año 2017 se perfila como el de menor inversión para el desarrollo de obra pública de los últimos siete años.

De enero a noviembre del año pasado, el sector público destinó 518,859 millones de pesos (mdp) para inversión física presupuestaria, concepto que abarca todos los gastos necesarios para el desarrollo de obras públicas como salarios, operación, elaboración de proyecto, insumos, terrenos, entre otros.

El monto en este periodo es el más bajo, desde el mismo lapso de 2010, cuando se erogaron 493,877 mdp para este concepto, detalla información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Si se considera el periodo de enero a noviembre, en 2017 se registró la mayor caída de los últimos 10 años, de 24.5% real anual. Ésta fue la tercera caída consecutiva, pues en los primeros 11 meses de 2015 este indicador cayó 9.8% y en 2016 bajó 10.9 por ciento.

Desde 2015, las arcas públicas se han visto afectadas por la menor llegada de ingresos petroleros, además de constantes presiones por el pago de obligaciones como la deuda, pensiones y transferencias para los estados, explicó Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

La reducción en ese tipo de gasto tiene implicaciones en el bienestar social y la economía, ya que el desarrollo de obras públicas como escuelas, hospitales y deportivos, ayudan a satisfacer necesidades de la población que el gobierno federal y los estatales están obligados a atender a través de inversiones mínimas, comentó Roberto Soto, director asociado en HR Ratings México.

Por otro lado, el desarrollo de infraestructura como caminos, carreteras, puentes, aeropuertos y puertos por parte del gobierno genera empleos, es un aliciente para la competitividad y la productividad, y ayuda a detonar también inversión del sector privado, dijo Ricardo Gallegos, director ejecutivo senior de Finanzas Públicas e Infraestructura en HR Ratings México.

La reducción en este gasto, observada desde 2015, ya refleja estragos en el índice de inversión fija bruta, el cual representa el gasto realizado en maquinaria y equipo de origen nacional e importado, y en construcción por parte del sector público y privado.

En septiembre de 2017 la inversión fija bruta, cayó 2.3% real anual, frente al mes anterior que cayó 1.2%, según refiere el informe más reciente del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

Fuente: www.obrasweb.com