Blinda tu obra en construcción contra la naturaleza

Blinda tu inversión con un seguro contra riesgos naturales para obras en proceso.

Esta nota se publicó originalmente en la edición 535 de la revista Obras, Las 100 empresas de la construcción más grandes de México, correspondiente al 15 de julio de 2017.

Ante la temporada de ciclones tropicales y para evitar que las edificaciones en proceso se retrasen o cancelen por algún daño derivado de éstas y otras catástrofes, existen los seguros que cubren las obras civiles contra estas eventualidades y un poco más.

Luis Álvarez, director de Daños de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), explica que las obras en construcción tienen características diferentes de las ya terminadas. Para las construcciones existe una póliza específica que puede tener un costo menor; difiere de la que se contrata para brindar protección a las viviendas y negocios ya concluidos contra riesgos naturales.

En México, solo 10% de las obras en construcción consideradas como pequeñas y medianas cuentan con un seguro que las proteja, contrario a lo que ocurre con grandes edificaciones.

 

“Por lo general, los proyectos grandes tienen un esquema de aseguramiento, pues es una de las condicionantes que las instituciones de financiamiento piden a los constructores para otorgarles créditos”, detalla Arturo González Briseño, responsable de la operación de Suscripción de Daños de la firma Axa Seguros.

Un seguro de construcción de obra civil ampara al dueño o contratista contra los daños que podría enfrentar la construcción en caso de huracanes, lluvias y granizadas intensas, inundaciones, vientos tempestuosos, tormentas eléctricas o sismos.

De acuerdo con el directivo de Axa, el costo de este producto puede variar dependiendo de la ubicación de la obra.

Por ejemplo, para una torre de departamentos que se construye en la colonia Pedregal de la Ciudad de México, con un valor de 350 millones de pesos (mdp), la póliza costaría 350,000 pesos; sin embargo, si ese mismo inmueble se edifica en la colonia Roma, el costo se incrementa hasta 1 millón 250,000 pesos.

 

Este costo se calcula con base en los riesgos, como el tipo de suelo que tiene cada zona. A estos precios se le suma 10% si se desea que el seguro tenga la cobertura de responsabilidad civil. José de Jesús Vega, director de Vega Saldaña, Fianzas y Seguros, empresa bróker de los agremiados a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), reconoce que los seguros para resguardar las obras civiles no se promueven mucho.

Además, existe poca cultura de aseguramiento entre los contratistas. Para Vega, la cobertura comienza desde que llega la primera máquina a la zona de construcción y concluye en el momento en que la obra está completa y lista para su entrega o uso.

Aunque se trata de una amenaza estacional, los desastres naturales se suman ahora a un entorno incierto para el sector de la construcción, en específico para la obra pública. La CMIC prevé que el sector crecerá solo 1% en 2017.

Cómo elegir el seguro correcto

Supervisión

Antes de construir es importante que indagues el historial de la zona donde se edificará tu obra. Por ejemplo, el tipo de suelo, si existía algún río o si hay alguno cerca, y si es una zona que se inunda con frecuencia. Cuantos más riesgos haya, el costo de la prima aumenta.

Protección extra

Una alternativa es contratar la cobertura de remoción de escombros, lo que representará un alivio financiero al momento de retirar las partes dañadas de una construcción, las inutilizables o las que deban ser demolidas por haber resultado afectadas a causa del siniestro.
Por si acaso 

También existe la cobertura de gastos extraordinarios, la cual te ayudará a sufragar los gastos adicionales que surjan después de un evento catastrófico, por ejemplo, el pago de salarios caídos a los trabajadores, por trabajo nocturno o en días feriados, y flete exprés.