Humo de Sílice Microsilica

Microsilica

El humo de sílice, también conocido como Microsilica es un polvo ultrafino sustraído de la producción de aleaciones de silicio y ferrosilicio y consiste en partículas esféricas con un diámetro medio de partícula de 150 nm. El principal campo de aplicación es el material puzolánico para la elaboración de concreto de alto rendimiento.

 

Propiedades:

 

  • La Microsilica o humo de sílice es un material ultrafino con partículas esféricas de menos de 1 μm de diámetro, siendo el promedio de aproximadamente 0,15 μm. Esto hace que sea aproximadamente 100 veces más pequeña que la partícula de cemento promedio. La densidad aparente del humo de sílice depende del grado de densificación en el silo y varía de 130 (no densificado) a 600 kg / m3.

 

La Microsilica se añade al concreto para mejorar sus propiedades, en particular su resistencia a la compresión, resistencia a la adherencia y resistencia a la abrasión. Estas mejoras provienen tanto de las mejoras mecánicas resultantes de la adición de un polvo muy fino a la mezcla de cemento como de las reacciones puzolánicas entre el humo de sílice y el hidróxido de calcio libre en la mezcla.

La adición de Microsilica también reduce la permeabilidad del concreto a los iones cloruro, que protege el acero de refuerzo del concreto de la corrosión, especialmente en ambientes ricos en cloruros como las regiones costeras así como las carreteras y pistas continentales en donde existe una gran presencia de humedad en el ambiente.

La Microsilica reduce significativamente el sangrado de la mezcla debido a que el agua libre se consume al mojar la gran superficie del humo de sílice y, por lo tanto, también disminuye el agua libre que queda en la mezcla por el sangrado. La Microsilica también bloquea los poros del concreto fresco para que el agua dentro del concreto no pueda salir a la superficie.

Ventajas:

  • Aumenta la resistencia mecánica.
  • Aumenta la impermeabilidad.
  • Aumenta la resistencia química.
  • Aumenta la adherencia al acero.
  • Aumenta la resistencia a la abrasión.
  • Aumenta la cohesión.
  • Disminuye la exudación.