Ley de Reconstrucción de CDMX permite ampliar edificios colapsados

Ley de Reconstrucción de CDMX permite ampliar edificios colapsados

Con 35 votos a favor, 17 en contra y cero abstenciones el pleno de la Asamblea Legislativa avaló el viernes la Ley para la Reconstrucción y Recuperación de la Ciudad de México, cuya meta es dar solución a los diversos daños del sismo del 19 de septiembre pasado, aunque los damnificados han expresado ya su desacuerdo con la legislación.

Entre los principales objetivos de la ley figuran reconstruir y rehabilitar las viviendas afectadas por el sismo en el marco de una nueva política urbana, mejorando la calidad de vida de las personas afectadas, de acuerdo con la agencia Notimex.

Además, recuperar la infraestructura dañada, garantizar la recuperación social y económica de la Ciudad de México.

 

Entre los puntos más destacados, la nueva ley autoriza que en el caso de inmuebles que colapsaron o fueron demolidos y requieren altos recursos, se reconstruya hasta con 35% de ampliación si lo aprueba más de 50% de sus habitantes. El objetivo es que con la venta de las unidades adicionales los vecinos puedan financiar la reedificación.

Plantea el otorgamieto de créditos de vivienda a través del Instituto Nacional de Vivienda (Invi) y mediante estudios socioeconómicos.

Solo en alguno casos, los damnificados no pagarán por su nueva vivienda. Los apoyos serán directos en viviendas de interés bajo y medio, así como a personas de la tercera edad. Las vecindades que colapsaron serán reconstruidas por el Invi. Y si los afectados ya hicieron reparaciones, habrá rembolsos.

No obstante, la organización Damnificados Unidos de la Ciudad de México ha rechazado la nueva legislación y analizan impugnarla y tramitar amparos.

 

La agrupación rechaza pagar créditos para recuperar sus viviendas y exige fondos públicos que cubran todos los costos de reparaciones, reforzamientos y reconstrucción.

Líderes vecinales y otras organizaciones civiles consideran también que la nueva legislación beneficia a dueños de edificios e inmobiliarias.

Para Mario Alberto Rodríguez, coordinador del Comité Vecinal Roma 3, el excedente que se permite en la reconstrucción de inmuebles es un premio para aquellos propietarios o constructores que rebasaron niveles permitidos o hicieron ampliaciones prohibidas, de acuerdo con una declaración para el Excélsior el fin de semana pasado.

Susana Kanahuati, del Comité Vecinal de San Ángel, expresó para el diario Reforma que la ampliación de inmuebles no se ofrece garantías de observación para su cumplimiento.

Por su parte, Josefina Mcgregor, de Suma Urbana, acusó que la nueva ley está basada en un Atlas de Riesgo con datos de 1985.