Las oficinas del corredor de Reforma tienen una desocupación de 20.5%

Una tasa sana es de 15%, por lo que expertos en el sector inmobiliario consideran que la avenida tiene sobreoferta.

El corredor de oficinas de Paseo de la Reforma elevó su tasa de desocupación a 20.5% al cierre de junio, según los últimos datos disponibles. Esto equivale a 158,764 metros cuadrados (m2).

En la llamada ‘milla de oro’ —Reforma centro, entre Chapultepec y la Bolsa Mexicana de Valores (BMV)— hay edificios cuya disponibilidad supera 40% de la superficie total.

Y en los siguientes meses se sumarán otros rascacielos nuevos que pueden presionar los precios de las rentas a la baja.

Un mercado de oficinas sano tiene tasas de disponibilidad por debajo del 15%, por lo que en la avenida Reforma ya se observa una sobreoferta, aseguró Fernanda Trillo, senior vicepresident de Coldwell Banker Commercial (CBC) México.

Algunas torres de oficinas, como Reforma 180, tienen una tasa de disponibilidad de 74%. Una porción de 40% de la superficie total de Torre Reforma, junto a la Torre Mayor, sigue desocupado; y Capital Reforma cuenta con el 28% libre, según datos de la plataforma de datos inmobiliarios Solili y la empresa GICSA.

Reforma 180 está ubicada en la esquina de Reforma e Insurgentes y cuenta con 44,225 m2 de área rentable para oficinas, distribuidos en 25 niveles. Además, tiene otros 1,000 m2 para locales comerciales. Torre Reforma es el edificio más alto del corredor, con 246 metros de altura distribuidos en 57 niveles y un área rentable de oficinas de 45,000 m2.

En cuanto a Capital Reforma, un proyecto de GICSA, entró en operaciones en 2012 y hasta junio contaba con una ocupación de 72%, refieren datos de la empresa, lo que supone una mejora respecto del 64% con que cerró 2016.

“Estamos confiados en que al cierre del año tendremos números por encima de 85%. Estamos viendo una buena dinámica en el mercado de oficinas en el corredor”, dijo en julio a analistas Rodrigo Assam, director de Relación con Inversionistas de GICSA.

Otras torres que siguen en construcción ya se encuentran disponibles para hacer contratos de pre-arrendamiento, como Torre Cuarzo, con 60,000 m2 disponibles; y Chapultepec Uno, con 23,000 m2, según Solili. Esto también ha presionado la tasa de disponibilidad, agregó Trillo.

A decir de CBRE, la avenida Reforma tiene precios de rentas promedio de 29.18 dólares por m2 al mes, por encima del promedio de 24.75 dólares de toda la ciudad.

Las claves para rentar cuando hay sobreoferta

La Ciudad de México tiene un inventario de 5.7 millones de m2 de oficinas clase A y en los siguientes meses se sumarán otros 1.8 millones. En esta situación, los desarrolladores deberán ser más competitivos para ganar inquilinos, según los expertos.

Un elemento clave para rentar un edifico es la locación, pero en tiempos de sobreoferta no es suficiente, explicó Trillo.

“Lo que hacemos es volvernos más agresivos, es decir, dar precios atractivos, plazos de gracia para iniciar pagos de renta más amplios, tiempos para dar acondicionamiento sin costo o entregar los espacios con cierto acondicionamiento y no en obra gris”, detalló la experta de CBC.

Otras ventajas son los distintos usos con que cuentan los proyectos. En este caso, tener un desarrollo que además de oficinas incluya hotel, residencias o centro comercial también ayuda a acelerar el tiempo de arrendamiento y a elevar el precio, destacó Trillo.

Pese a que hay algunos edificios desocupados, Paseo de la Reforma permanece como un buen mercado para invertir por su ubicación, así como por ser el centro financiero de la Ciudad de México.